ONG ARSERE

ONG ARSERE

ARTÍCULOS

LITERATURA Y CULTURA

La literatura y la cultura son (o deben ser) ante todo parte de la vida, de la persona y de la sociedad. Más allá de las instituciones, de las empresas e industrias culturales, de los sistemas educativos, la cultura vive en cada persona, en cada familia, en cada grupo social. La madre que cuenta cuentos, el niño que fantasea cuando lee un cómic, la abuela que narra historias de la ciudad tal como era antes a los nietos: todo eso es literatura, es cultura. Viva. Literature, culture, above all are (or should be) part of life, of the person and of society. Beyond the institutions, enterprises and cultural industries, and education systems, culture lives in every person, in every family, in every social group. Mother storytellers, the boy who fantasizes when reading a comic book, the grandmother who tells stories of the city as it was before: all this is literature, culture. Alive.

Fuente información: Universidad de Costa Rica (Enrique Banús )

 

El valor de la evaluación de las relaciones públicas y de la comunicación en las organizaciones: el caso de los hospitales del Sistema Nacional de Salud Español

Resumen:

Este artículo pretende determinar si los hospitales del Sistema de Salud Español desarrollan actividades de evaluación de sus campañas de relaciones públicas y comunicación y establecer cuál es su propósito. Como objetivos secundarios, se indagó sobre el presupuesto destinado a dicha evaluación y sobre si las características del proceso de evaluación de los hospitales se adaptaban a los postulados de Besson. Se tomó una amplia muestra de 300 hospitales públicos españoles (tasa de respuesta de 23.33 %). Los resultados indican que los hospitales llevan a cabo evaluaciones para el desarrollo de sus funciones, pero no destinan grandes partidas presupuestarias para evaluar sus acciones. Ello sugiere que existe una preocupación por demostrar el valor de la práctica de las relaciones públicas en los hospitales, pero que aún se encuentran en una fase inicial de adopción sistemática de una forma concreta de modelo del uso estratégico de la evaluación.

Refiriéndonos a los resultados del estudio, la elaboración de informes es unánime entre todos los responsables, y facilita, por un lado, la difusión de los resultados de la evaluación y, por otro, ejerce a modo de herramientas que permiten llevar a cabo reajustes en los programas, realizar planificaciones futuras y tomar decisiones (Weiss, 1991; Stacks, 2010). Finalmente, estas evidencias apuntan a que los hospitales aún se encuentran en una fase embrionaria de adopción de un modelo de aplicación estratégica de la evaluación de sus funciones. Si bien es verdad que la mayoría de los departamentos de relaciones públicas y comunicación de los hospitales del Sistema Nacional de Salud realizan evaluación de sus acciones, destinan a ello una pequeña parte de sus presupuestos. En segundo lugar, las evaluaciones son utilizadas como herramientas de análisis (opiniones y actitudes de los públicos de interés), para redefinición de acciones y futuras planificaciones, sin vincular estos elementos a criterios de planificación estratégica. En tercer lugar, la rendición de cuentas realizada a través de la redacción de informes se dirige preferentemente a la alta dirección, aunque se desvincula de la demostración de aportación de valor de la disciplina de las relaciones públicas ante las “coaliciones dominantes”. Por último, el momento tardío en el que se plantea la evaluación en el proceso de la planificación del programa puede dar lugar a seudoevaluaciones, en las que se miden los resultados en sí mismos, desalineados de los objetivos del programa.

 

En la actualidad 2021 podemos sugerir cambios de estrategias y realizar cambios impactantes en el sistema de salud. Proximamente citaremos.

 

Fuente información: Marca, G., Oliveira, A., Matilla, K. y Miranda, T. (2017). El valor de la evaluación de las relaciones públicas y de la comunicación en las organizaciones: el caso de los hospitales del Sistema Nacional de Salud Español. Palabra Clave, 20(2), 506-528. DOI: 10.5294/ pacla.2017.20.2.9 AMEC, International Association for the Measurement and Evaluation of Communications (2010). Barcelona Declaration of Measurement Principles. Londres: AMEC. Recuperado de http://amecorg.com/ wp-content/uploads/2012/06/Barcelona_Principles.pdf Díaz, H. A. y Cuesta Cambra, U. (2014). La comunicación de las organizaciones no lucrativas del ámbito de la salud en España: aproximaciones a una matriz de análisis. Historia y Comunicación Social, 2(1), 209-219. Besson, N. A. (2008). Strategische PR-evaluation: Erfassung, BewertungUndKontrolle von Öffentlichkeitsarbeit. Wiesbaden: VS Verlag. Bissland, J. H. (1990). Accountability gap: Evaluation practices show improvement. Public Relations Review, 16(2), 25-35. Bosilkovski, C. y Lee, M. J. (2013). Public relations roles and perceived power in US hospitals. Journal of Communication Management, 17(3), 198-215. Busto Salinas, L. (2016). ¿Cómo analizar las características de los departamentos de comunicación en los hospitales y sus consecuencias en el ciudadano? Ejemplo metodológico. Revista de Comunicación de la SEECI, 39, 105-126. Costa Sánchez, C. (2012). El gabinete de comunicación del hospital: propuesta teórica y acercamiento a la realidad de los departamentos de comunicación de los hospitales públicos de Galicia. Doxa Comunicación: revista interdisciplinar de estudios de comunicación y ciencias sociales, 14, 175-197.